grandes superficies
vs. huerta tradicional

Tradicionalmente vendíamos nuestras naranjas a un mayorista de fruta, encargándose éste de comercializarlas. Ésta metodología es la que siguen todos los agricultores, pero durante este proceso las naranjas pierden la mayor parte de sus propiedades al pasar por almacenes y cámaras frigoríficas, y luego ser sometidas a tratamientos para su maduración, conservación y coloración.

Esto es lo que queremos evitar, por eso desarrollamos ésta nueva forma de comercialización, más directa y beneficiosa para el cliente.

De nuestra huerta a tu puerta, de nuestras manos a tus manos.